Cargando. Por favor espera...
buscar
Granada

“El mar cura todos los males del hombre” Platón

 

Pasear cerca del mar me aporta unos efectos muy positivos, física y emocionalmente. Sentarme en la arena y tomar el sol. Disfrutar del olor a mar. Escuchar el sonido de las olas. Observar amaneceres y atardeceres. Meditar aprovechando la soledad y la tranquilidad del momento. Estimula mi creatividad y me aporta una dosis extra de energía. Pierdo la noción del tiempo, no me da hambre, ni sueño, no me canso… de mi interior fluye un manantial que solo puedo expresar disparando con mi cámara, eligiendo planos de la playa y disfrutando del espectáculo de la naturaleza.

Me resulta muy estimulante para desconectar de la rutina y de las preocupaciones con pensamientos saludables y positivos. Dejo mi vista que libremente disfrute del espectáculo que nos regala la naturaleza en este momento… me relaja centrarme en el vaivén de las olas, disfruto observando las gaviotas. Y captando todas estas imágenes con mi cámara, con una concentración del cien por cien… fruto del ambiente relajado que me rodea.

Creo que una buena imagen no depende sólo de la técnica perfecta,  le atañe mucho  más el tema y la atmósfera que se crea entorno al sujeto. Cada imagen puede expresar una emoción específica utilizando sólo una luz especial, componiendo un entorno sorprendente o utilizando una paleta original de colores.

He descubierto que estoy en una búsqueda de la tranquilidad, incluso a veces creo que  estoy tratando de congelar el tiempo. No estoy buscando que suceda, pero de alguna manera, viene a mí.

Yolanda Ortiz A.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte en tus redes:

O puedes copiar y compartir esta dirección web
Entradas relacionadas